Close

18 marzo, 2013

¿Sale rentable alquilar la batería?

 

Uno de los costes que más dudas generan a la hora de decidirse por un vehículo eléctrico como alternativa de movilidad es el de la batería. Algunos fabricantes deciden incluirla como parte del vehículo añadiendo su coste al precio del mismo y otros como Renault, han decidido optar por el sistema de alquiler cobrando así una cuota mensual aparte del precio del vehículo en si. En nuestra opinión solo el tiempo y el, esperamos, uso creciente del vehículo eléctrico nos dará los suficientes datos como para encontrar una solución más económica para el usuario que la otra. Mientras tanto vamos a intentar argumentaros el haber apostado por el sistema de alquiler frente al de compra en lo que a las baterías respecta.

 

Una de las principales razones si no la que más es conseguir que el precio del vehículo eléctrico sea razonable. Por poner un ejemplo actualmente y como podéis ver vosotros mismos en el configurador de Renault, el precio de un Fluence ZE sin contar el coste de la batería es muy similar a su equivalente EDC en Diesel. Dicho precio aún viéndose modificado por factores como el Plan VIVE, el Plan Movele o los descuentos comerciales del fabricante rara vez supondrá una diferencia significativa entre uno y otro. Por otro lado las baterías tienen un coste que, en el caso de venderlas, aumentaría el precio del vehículo desde un 50% en el caso de modelos como el Fluence ZE o el ZOE hasta casi la totalidad del mismo en un Twizy.

 

 

 

 

 

 

Actualmente el coste mensual de uso de la batería parte de los 52€/mes en el caso del Twizy hasta los 85€/mes del Fluence ZE, en ambos casos durante 36 meses. Teniendo en cuenta que el uso de este tipo de vehículos está pensado para trayectos en su mayor parte urbanos o extraurbanos de corto recorrido, el precio actual del combustible, y una media de consumo urbano real de aproximadamente 6 litros/ 100kms de los vehículos térmicos menos “gastones” (la cual no nos parece disparatada) creemos que dicho “sobreprecio” queda de sobra amortizado a partir de los 500 Km. mensuales de uso (menos de 20 Km. / día)

 

¿Qué ocurre con el mantenimiento? Los vehículos eléctricos no necesitan de transmisión ni embrague, no precisan un turbo un catalizador o un filtro de partículas, no hay que cambiar aceite, filtros ni distribución. El coste de mantenimiento de un vehículo eléctrico es como mínimo el 20% menor que el de un térmico exceptuando claro está, las baterías. Sobra decir que en la opción de alquiler el fabricante, como propietario de la batería, es el encargado de mantenerla, asegurar que sea funcional durante todo el contrato e incluso de sustituirla si su capacidad de carga se reduce por debajo del 75% o prestar un servicio de asistencia, recogida y remolcaje en el hipotético caso de descarga total del vehículo. Y no solo eso sino que el hecho de que cualquier tipo de imprevisto en caso de accidente esté garantizado por el propietario de la batería reduce significativamente el coste del seguro del coche.

 

Imaginaos dentro de un tiempo la situación, bastante probable dados los avances tecnológicos en la actualidad, en la que el coste de las baterías sea considerablemente inferior al actual y su rendimiento exponencialmente mayor; que no tengamos que hacer una nueva inversión en la compra de un elemento que reduzca el coste de uso de nuestro vehículo; poder evitar factores como la obsolescencia programada o simplemente, cambiar el concepto de “Movilidad Producto” a “Movilidad Servicio”

Hemos obviado multitud de factores como el coste de la electricidad en sus diferentes tarifas, la posibilidad o no de contratar una WallBox para optimizarlo, las ayudas de las administraciones etc. intentado exponer de la manera más general posible los argumentos por los que creemos que quizá, en cuanto a la batería de un vehículo eléctrico, el concepto de propiedad no sea tan importante.

 

Pero, ¿Qué pensáis vosotros?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *