Close

23 julio, 2013

Calculadora CEVNE de Cartif

Alguna vez hemos comentado que el vehículo eléctrico no viene a sustituir al térmico sino como mucho, a complementarlo. Quizá la idea de un rápido avance tecnológico en el mundo del automóvil unida a la de escasez de combustibles fósiles y un poco de ciencia-ficción, nos han hecho más de una vez pensar que en un futuro los vehículos tal y como los conocemos, movidos por motores de combustión interna, serán poco más que un recuerdo en nuestras calles.

Nosotros sin embargo creemos todo lo contrario, que el vehículo térmico aún tiene mucho que decir y que será muy lejano, si es que llega, el día en que no sea nuestro medio de transporte habitual.

 

Si pensamos en un coche eléctrico como complemento, como segundo vehículo o como alternativa para determinados recorridos es lógico que se nos planteen multitud de dudas a la hora de decidir si nos interesa su compra o no. ¿A partir de que cantidad de kilómetros empezaría a ser rentable el prescindir del carburante en favor de la electricidad?; ¿El recorrido que habitualmente realizo es el idóneo para un vehículo de este tipo?; ¿A partir de cuándo exactamente empezaré a rentabilizar la inversión que me supone la compra del coche, el alquiler de la batería o el poste de recarga?. Cierto es que podemos guiarnos por unas reglas básicas para intentar no equivocarnos pero no menos cierto es que cada vez existen más modelos propulsados por energía eléctrica, de diferentes segmentos y que la competencia entre un vehículo térmico y su equivalente en eléctrico parece cada vez más evidente.

Hemos encontrado una herramienta que después de probarla nos parece ideal para resolvernos este tipo de dudas, tanto por su facilidad de uso como por los resultados tan completos que nos ofrece. La Calculadora CEVNE de Cartif. La hemos estado probando y nos ha dejado muy gratamente sorprendido así que queríamos contaros nuestras impresiones sobre la misma.

Cartif es un Centro Tecnológico especializado en dar soluciones a las empresas en cuestiones de investigación, desarrollo e innovación en determinados campos como la automoción, biotecnología, alimentación o transporte. Con su calculadora, y en base a una serie de datos como el precio del carburante, el Precio de Compra del coche, la tarifa eléctrica, los costes de mantenimiento impuestos y seguros, el kilometraje anual medio y la cuota de alquiler de la batería si la hubiere, compara dos vehículos cualesquiera que elijamos y nos devuelve un informe totalmente completo y detallado sobre cuál de ellos es económicamente más rentable y a partir de qué momento.

Uno de los detalles más importantes es que diferencia a la hora de presentar los datos dos periodos de tiempo, con amortización y sin ella, entendiendo en el primer caso el periodo que en el que repartimos el gasto de compra del vehículo en el caso de ser un profesional o el periodo en que pensamos cambiar de coche en el caso de un particular (o el periodo al que lo hemos financiado).

No están todos los coches que podéis encontrar en el mercado pero aún así la herramienta nos permite incluir el que queramos siempre y cuando sepamos las características completas del mismo.

 

 

Nosotros la hemos probado con dos de nuestros modelos, el Fluence ZE y su equivalente en diésel Dci 90cv y los resultados, con los datos introducidos que veis en las imágenes nos dicen que el modelo eléctrico empezaría a ser económicamente rentable a partir de los 9000 kms en el periodo de amortización y mucho menos antes acabado éste.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por supuesto esta comparativa es totalmente subjetiva y cada conductor es un mundo así que ¿Y si la probáis vosotros y nos decís que tal? ¿Os sale rentable un coche eléctrico como segundo vehículo y para uso urbano? Os dejamos el enlace http://ve.cartif.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *