Close

5 julio, 2018

Grandes ciudades y coche eléctrico: condenados a entenderse

No hay otra salida, pero tampoco debe haberla cuando es la mejor solución para el planeta y, de manera proporcionalmente directa, para nuestra salud. La llegada del coche eléctrico a las ciudades no es un efecto efervescente al cual le sigue una caída inversa a su apogeo, sino que está aquí, no solo para quedarse, sino para aumentar su presencia.

Y es que, cuando el 95% de la población mundial vive en áreas con mala calidad del aire, urge encontrar soluciones. Soluciones como la apuesta clara y firme de la marca Renault por un vehículo cero emisiones como es el eléctrico, una manera de ayudar al lastimado Medio Ambiente y que, al mismo tiempo, se consolida como la mejor opción de movilidad en las grandes ciudades, puesto que en Madrid es a partir de este mes de junio cuando numerosos distritos de la capital española restringen su tráfico a residentes, discapacitados, transporte público y comercial, motocicletas y vehículos que no desprenden emisiones, caso de los eléctricos.

Esta medida aproaba por el Ayuntamiento de Madrid se espera que sea seguida por el resto de grandes ciudades de España, a la cola en materia europea en control del aire contaminado, un problema que para ser atajado pasa ineludiblemente por las facilidades de las ciudades puedan dar a sus ciudadanos en la promoción por el uso de vehículos eléctricos que no pongan en peligro nuestra salud ni la del Medio Ambiente. Precisamente en la Comunidad de Madrid ejemplifican con la puesta de, generalmente, dos puntos de recarga para coches eléctricos en 32 hoteles.

No es para nada una causa menor, y es que los últimos estudios calculan hasta 6,5 millones de muertes prematuras al año por causas consecuencia de la mala calidad del aire. Uno de los países más en riesgo por la contaminación producida por las emisiones del transporte es la India, que ya ha puesto en marcha un plan por el que a partir del año 2030 solo se venderán coches eléctricos, siguiendo el ejemplo de una China que es el país del mundo donde más ventas de este tipo de vehículo se registran.

En España, una de las reticencias más comunes a la hora de adquirir un vehículo eléctrico es su coste económico, pero los avances en la tecnología de las baterías marcan los pasos hacia la reducción del precio del coche eléctrico, donde el Renault ZOE marca el camino como vehículo cero emisiones más vendido del país en 2017, copando un tercio de la cuota de mercado en un año que marca un antes y un después en la expansión del vehículo eléctrico en España, pues supuso un incremento de ventas del 107,8% con respecto al año anterior.

Sensibilidad y concienciación por parte de las instituciones, convenios de colaboración con corporaciones privadas y mayor presencia de puntos de recarga en las calles, principales puntas de lanza para seguir incrementando el uso de los vehículos respetuosos con el Medio Ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *